top of page

¿Tratar o no tratar? El caso complejo de la corrosión de la tinta ferrogálica

La conservación de documentos y archivos históricos es sumamente importante para la preservación de la historia y la cultura de una sociedad. Desafortunadamente, la corrosión de la Tinta ferrogálica es un problema común con los documentos antiguos y puede causar daños irreparables si no se trata adecuadamente.


La Tinta ferrogálica es una tinta que contiene hierro en su composición y es muy utilizada en documentos antiguos, especialmente en libros, cartas y mapas producidos entre el siglo XVIII y mediados del siglo XX. Los principales elementos constituyentes de la tinta son: agua (H2O), vino o vinagre (aditivos), goma arábiga (aglutinante), agalla (nombre científico) y sulfato de hierro (FeS 2+), siendo este último el principal elemento responsable del papel. degradación (Gomes et al).




Desafortunadamente, esta tinta es susceptible a la corrosión, que es causada por la oxidación del hierro en su composición. Cuando esto sucede, la tinta comienza a deteriorarse, creando manchas amarillas y agujeros en el papel.


Según Gomes et al, el proceso de degradación se puede identificar en 3 etapas:

1ra Fase: Fluorescencia

2ª Fase: Decoloración pardusca

Etapa 3: Colapso del papel



Verónica et al. Estudio a temperatura ambiente de la degradación del papel impregnado de tinta de hiel de hierro bajo diversas condiciones de oxígeno y humedad: monitoreo dependiente del tiempo mediante mediciones de espectrometría de borde cercano de absorción de rayos X y viscosidad. Marzo de 2011 Química analítica 83(7):2589-97.


Para conservar los documentos degradados por la corrosión de la tinta ferrogálica, es necesario tomar algunas medidas específicas. El primer paso es identificar el grado de deterioro del documento, para lo cual es importante contar con la ayuda de un profesional especializado en conservación y restauración de documentos. Con base en esta evaluación, es posible determinar el mejor enfoque para preservar el documento.


Una de las técnicas más comunes para conservar documentos degradados por la corrosión de la tinta ferrogálica es el tratamiento químico. Este método implica la aplicación de productos químicos que neutralizan los ácidos producidos por la oxidación de la Tinta ferrogálica y ayudan a estabilizar el deterioro. En 1995, el químico holandés Johann Neevel desarrolló el tratamiento en un medio acuoso conocido como calcium phytate, que combate estos dos mecanismos de deterioro y tiene una acción eficaz en la estabilización de manuscritos con tinta ferrogálica. También se están ensayando tratamientos a base de bicarbonato cálcico y ácido fítico para estabilizar este tipo de daños.


Es importante que este tratamiento se realice con cuidado, ya que el uso excesivo de productos químicos puede dañar aún más el documento.


Otra técnica utilizada para la conservación de documentos degradados por la corrosión de la tinta ferrogálica es la encapsulación. Esta técnica consiste en utilizar una película de plástico transparente para cubrir el documento, protegiéndolo de la humedad y otros factores que podrían agravar su deterioro. Sin embargo, esta técnica es controvertida, ya que algunos expertos argumentan que la encapsulación puede acelerar el proceso de deterioro, lo que dificulta la recuperación de documentos en el futuro.


Mantener la humedad relativa por debajo del 60 % y manipularlos con cuidado son las estrategias más efectivas para extender la vida útil de los originales hechos con tinta ferrogálica. Si no se puede evitar un tratamiento intervencionista, se recomienda el método de fitato acuoso. Aún no está en el mercado un tratamiento no acuoso diseñado específicamente para artefactos corroídos por la pintura. Pero tenga cuidado: ¡todas las medidas de intervención introducen nuevos riesgos que pueden ser dramáticos a largo plazo!


https://irongallink.org/conservation-ink-corrosion-para-tratar-o-no-tratar.html


En conclusión, la conservación de documentos degradados por la corrosión de la tinta ferrogálica es un reto para los profesionales de la conservación y restauración de documentos. Es importante que los documentos se traten con cuidado y que las técnicas utilizadas se elijan en función de una evaluación detallada del estado de deterioro del documento. Con el cuidado necesario, es posible preservar la historia y la cultura de una sociedad durante muchos años.


➡ ¿Quieres saber más sobre este tema?

¡Tenemos un nuevo curso esperándote aquí!


Ver detalles del curso con el Prof. Thiago Guimarães sobre Química básica para restauradores y conservadores [En portugués]




Y el curso de Conservación de Libros y Documentos con Profa. Fernanda Auada [En portugués]




Referencias:

Conservación de tintas con hiel de hierro. Disponible en: https://www.adrientaunay.org.br/portugues/digitalizacao-e-restauro/conservacao-das-tintas-ferrogalicas

Gomes et al. Conservación de Documentos Degradados por Corrosión de Pintura Ferrogalica https://abm.madeira.gov.pt/wp-content/uploads/2020/04/artigo-tinta-ferrog%C3%A1lica.pdf

Verónica et al. Estudio a temperatura ambiente de la degradación del papel impregnado de tinta de hiel de hierro bajo diversas condiciones de oxígeno y humedad: monitoreo dependiente del tiempo mediante mediciones de espectrometría de borde cercano de absorción de rayos X y viscosidad. Marzo de 2011 Química analítica 83(7):2589-97.



99 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page