top of page

Guantes: ¿usar o no usar?

¿Usar guantes en conservación es un mandamiento sagrado?


Ni siempre...


La primera pregunta que debemos responder es: ¿Por qué debo usar guantes?


La piel secreta aceites y desechos metabólicos, incluidas varias sales y urea, y estos reaccionan agresivamente con algunos materiales causando daños irreversibles. Por ejemplo, las huellas dactilares pueden provocar la corrosión del metal.

@Canadian Conservation Institute

Para proteger los objetos de estas secreciones, se deben usar guantes al manipular la mayoría de los objetos. Hay una variedad de guantes disponibles y el tipo de guantes elegido dependerá del tipo de objeto que se esté manipulando (y de la preferencia personal).


Los guantes desechables de vinilo, nitrilo o látex no son absorbentes, lo que los hace adecuados para objetos polvorientos o sucios, con una superficie rugosa (que puede engancharse en las fibras de algodón) o con una superficie muy suave (que puede ser resbaladiza).


Algunas organizaciones no usan guantes de látex porque algunas personas son alérgicas a ellos. Los guantes de algodón son buenos para objetos limpios y secos que no son demasiado ásperos ni demasiado resbaladizos. Sin embargo, muchos conservadores no recomiendan su uso, ya que sienten que su grosor y costuras pueden restringir la sensación. Además, los guantes de algodón no protegen completamente contra el sudor, por lo que aún se puede transferir algo de humedad al objeto.


Use guantes impermeables si hay motivos para sospechar un riesgo para la salud (por ejemplo, moho).


Si bien los guantes limpios evitan la transferencia de aceites naturales de la piel al papel, reducen la sensibilidad táctil y aumentan la torpeza. Los estudios han demostrado que los aceites de la piel pueden afectar el envejecimiento del papel, pero algunos expertos en conservación priorizan la reducción del riesgo físico por la reducción de la tactilidad.


Y hay ocasiones en las que el conservador necesita "sentir" el objeto para poder manipularlo con mayor seguridad. ¡Así que no te asustes ni apuntes con el dedo cuando veas una imagen de una persona trabajando sin guantes!


No sabes si el profesional se lavó muy bien las manos ANTES de tocar el objeto.


Como siempre, es bueno recordar... ¡cada caso es diferente!


Y para echar más fuego al fuego, os dejamos con un vídeo muy interesante sobre "¡por qué no llevamos guantes!" del Museo Británico!


¿Y tu? ¿Qué opinas de esta polémica? ¡Comenta en los comentarios!



25 visualizaciones0 comentarios

Комментарии


bottom of page